Smart Green

Etiqueta energética: Conoce su importancia económica y ambiental

¿Cómo ahorrar electricidad en casa? En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre la etiqueta energética. Una forma fácil y práctica de conocer la eficiencia energética de los electrodomésticos.

Qué es la etiqueta energética y por qué es importante al comprar electrodomésticos

La etiqueta energética es un distintivo adherido a los electrodomésticos. Su función principal es informar sobre su consumo de energía y la capacidad de eficiencia energética que pueden tener.

De acuerdo con lo anterior, la información de la etiqueta energética te permite identificar y seleccionar para tu hogar los electrodomésticos de mayor ahorro energético. Con esto obtienes los siguientes beneficios:

1. Contribuyes a cuidar el medio ambiente, ya que, estos aparatos generan menos emisiones de dióxido de carbono, principales responsables del calentamiento global. Por ejemplo, según la Universidad de Manchester, los microondas emiten una cantidad de CO₂ por año equivalente a la de 6,8 millones de coches.

2. Reduces los gastos en casa al pagar menos por la factura eléctrica. Al respecto, un trabajo desarrollado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, – IDAE –, señala que el 55 % del consumo energético de los hogares españoles corresponde al uso de electrodomésticos.

Un poco de historia sobre la etiqueta energética

La primera norma sobre etiquetas energéticas se estableció en el año 1995. En ella se catalogaban los equipos desde la A (más eficientes) hasta la G (menos eficientes).

En un principio la norma surge para satisfacer el derecho de los consumidores a conocer las características energéticas de los equipos que compraban. Sin embargo, el componente ambiental ha ganado importancia para justificar la aplicación obligatoria de la etiqueta.

En efecto, el etiquetado energético y otros métodos de reducción de emisiones como el uso de energías verdes y el incentivo al comercio local, forman parte de las estrategias globales de la U.E. para combatir el cambio climático.

Por otro lado, la norma también ha sufrido modificaciones asociadas a la incorporación en el mercado de equipos más eficientes. De esta manera, en el año 2010, se incorporan las categorías A+, A++ y A+++ y se eliminan las E, F y G.

En el año 2017 se revisa nuevamente la norma, retornando a la clasificación inicial (desde la A hasta la G). Con ello se procuraba evitar las confusiones que generaban las categorías A+, A++ y A+++.

Esta nueva norma entró en vigencia en marzo del año 2021. La aplicación de la misma es obligatoria para todos los países miembros de la U. E.

Electrodomésticos de mayor consumo y que deben tener

De acuerdo con lo planteado por el IDAE, los electrodomésticos que tienen mayor consumo energético en España son los siguientes:

Precisamente, son los equipos de mayor consumo los que la nueva norma plantea que deben tener etiqueta energética.

Cómo leer e interpretar una etiqueta energética

La categoría de eficiencia energética es una de las informaciones más relevantes que tiene la etiqueta energética. Esta se expresa en una combinación de letras (desde la A hasta la G) y colores (degradación que va desde el verde oscuro hasta el rojo). A continuación, se detallan las categorías que contempla la nueva norma y la eficiencia energética asociada.

Categorías energéticas

La utilidad de la etiqueta energética traducida en cifras

Para ilustrar la importancia que tiene leer la etiqueta energética cuando compras electrodomésticos, nos gustaría presentarte el siguiente ejemplo.

Supongamos que necesitas comprar un frigorífico y una lavadora. Si compras esos dos equipos con una etiqueta energética categoría G (color rojo) los mismos consumirían 909 kWh/Año. Sin embargo, si los adquieres con etiqueta categoría B (color verde), el consumo sería de 227 kWh/año.

En este ejemplo, interpretar adecuadamente la etiqueta energética representó un ahorro en energía de 682 kWh/año. Esto se traduce en:

Ahora ya sabes que cuando vayas a adquirir electrodomésticos, además del precio y el diseño, debes considerar leer la etiqueta energética. De esta forma, realizarás un consumo responsable que se reflejará en beneficios para tu economía y el ecosistema. Recuerda que el cuidado de los recursos naturales va más allá de la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente.

Salir de la versión móvil